Noticias
Logo Visión Valdivia A.G

Valdivia futura, hoy:

Alex_CapitalConvertir Valdivia en la capital náutica del Pacífico Sur, es el objetivo que persigue la asociación gremial Visión Valdivia, iniciativa que surge como una instancia de coordinación de esfuerzos integrados del sector público, privado, académico y científico.

Como primera etapa, Visión Valdivia ha construido un Barrio Flotante y ha desarrollado el proyecto Transporte Fluvial Sustentable (TFS), para cuya operatividad sólo se necesita construir  muelles. En una segunda etapa, se contempla dragar el río Calle-Calle, permitiendo el emplazamiento de una marina internacional en la ciudad.

 

Valdivia, Capital del Estancamiento Regional

 Al frente de V.V., se encuentra el empresario alemán radicado en Chile, Alex Wopper, en cuyo astillero, Alwoplast, se han construido ya cuatro taxis fluviales, además del barrio flotante.

Entusiasta promotor del desarrollo de Valdivia, el año 1999, organizó la primera feria náutica del sur de Chile, financiando el proyecto en su totalidad. “Fue la primera vez que Valdivia se propuso como paraíso para la navegación”, señala; además, el año 2000, gracias a su gestión, se incluyó la ciudad en el circuito internacional de The Race, La Regata del Milenio.

Del discurso de Alex Wopper, “chileno por convicción”, trasciende el afecto que siente por la ciudad: “Lamento mucho que no se aproveche el enorme potencial que tiene Valdivia. Este puede ser uno de los lugares más maravillosos del mundo para vivir. Quiero contribuir en algo, ayudar, como lo hicieron los viejos alemanes 150 años atrás”.

La falta de iniciativa por el lado de la municipalidad es asombrosa, reflexiona, “porque resulta que son ellos los que podrían hacer más. El alcalde, especialmente, es el que tiene más atribuciones para hacer algo en su comuna, ¿y qué hace?, ¿qué hay de nuevo en Valdivia? Nada, siempre lo mismo”. “Es tiempo de tener otro alcalde, uno que tenga chispa, horizonte, visión, que tenga ganas de desarrollar proyectos”.

“¿Por qué, después de un año, la municipalidad no ha logrado construir tres mediocres embarcaderos públicos, que es todo lo que pedimos? Es por falta de voluntad, por no querer. Yo puedo construir esos muelles. En principio, me da lo mismo, pero no quiero tener mis propios muelles, tienen que ser públicos”.

La municipalidad planea reconstruir las balsas para los lobos marinos que están en el río Calle-Calle, con un costo de 20 millones de pesos. Con esa cantidad, señala Wopper, “nosotros construiríamos tres muelles para echar a andar el TFS”.

TFS y Barrio flotante, al servicio de la comunidad

Al igual que el barrio flotante, que además es un centro de recarga para los taxis fluviales, el TFS funciona con energía solar, obtenida a través de paneles instalados en su techo. “Cuando los rayos del sol caen directo sobre el módulo solar, hay una eficiencia del 100%,  pero incluso en un día con lluvia cargará aunque sea solo un 10%. Como hay suficiente capacidad de baterías instalada, funcionan todo un día sin sol, y lo que pueda faltar, se carga en la noche en el barrio flotante, con la energía acumulada durante el día”.

La avanzada tecnología empleada en el TFS los hace invulnerables a la acción del fuego, además de contar con un sistema que impide que se hundan. “El TFS no contamina y tiene un costo energético cero. No necesite subsidio, sólo se paga el sueldo del capitán y la inversión inicial”.

El Barrio Flotante se desarrolló en conjunto con empresas de Alemania, país líder en tecnología sustentable. “Ellos llevan a cabo este tipo de proyectos para ciudades enteras, en tierra firme. Nunca habían construido un sistema flotante con capacidad de desplazamiento para un grupo reducido de personas”.

“Es el primer barrio flotante ecosustentable, que produce su propia luz y purifica su propia agua. Hemos construido un modelo con características únicas en el mundo”.

A través del proceso de osmosis inversa, se purifica el agua del río, utilizando tratamiento ultravioleta (UV) para transformarla en agua potable, “y como no quiero conexión a tierra, desarrollamos una planta de bambú para purificar aguas grises, que cuenta además con un reactor que procesa diariamente 15 mil litros de aguas negras. Para la calefacción, utilizamos energía geotérmica, aprovechando el calor del río”.

El barrio flotante se proyecta como una extensión de la Costanera de las Ciencias. “Qué mejor lugar hay en Valdivia para dar énfasis a esa idea, para crear un waterfront de verdad”.

En Valdivia, desde el año 2008, el submarino O´Brien, se ubica en la concesión marítima de Alwoplast, lugar donde debería crearse el primer muelle que acoja al barrio flotante.

Hay dos embarcaciones hundidas debajo del O´Brien, que para poder retirarse necesitaban ser declaradas por la armada restos náufragos. “Pero ahora resulta que hay otro obstáculo, detrás del submarino, junto al estacionamiento, están los restos del muelle destruido por el terremoto de 1960, que se declararían monumento nacional”. En ese lugar, además de un moderno muelle, V.V. planifica la construcción del Museo del Agua, “iniciativa bastante avanzada en nuestra unidad de proyectos”. “OK, comenta Alex Wopper, “dejemos como reliquia ese espacio, con un plano explicativo, pero no inutilicemos 50 metros de la costanera”.

Circuito de muelles para la comunidad valdiviana

En diciembre, V.V. entregó al gobernador provincial y a la municipalidad, “como siempre, gratis, cero costo para ellos”, el proyecto de los muelles que es necesario construir. “Es un estudio de los paraderos de los tres circuitos que proyectamos: público, turístico y universitario; es un trabajo profesional, que incluye planos, mapas y presupuestos”.

“Recorrimos el río con los representantes del SAG, revisando todos los puntos, para ver si algún cisne quería hacer justo un nido en el lugar donde hincáramos un pilote; pero, afortunadamente, ninguno reclamó”, relata Wopper con humor, valorable actitud dadas las trabas que enfrenta. Con resultados positivos, conversaron también con la armada, para tratar el tema de algún posible conflicto de concesiones marítimas.

“Pasó medio año, y nada. ¿Quién, entonces, se hace cargo de los muelles? La municipalidad traspasó la responsabilidad al Departamento de Obras Portuarias (DOP), y ellos rechazaron el estudio porque no fue hecho por un subcontratista inscrito en sus registros”.

“El DOP hace ahora un estudio, que tendría un costo aproximado de 180 millones de pesos, para hacer exactamente lo mismo que hicimos nosotros gratis, y construir a fines del próximo año los muelles definitivos. Entonces, ya habremos perdido dos años, con una enorme cantidad de plata gastada”. “Por una fracción de esa cantidad, construyo muelles de lujo, con techo, iluminación,  estacionamientos y banquitos para la gente que espera”.

Visión Valdivia: desarrollo científico local

El barrio flotante contará con un museo abierto, cada mes a disposición de una institución diferente, con la idea de mostrar los avances en materia de ecotecnología, explica Alex Wopper, subrayando que la entrada será gratuita. “Así, la gente podrá entrar mientras espera el TFS”.

La idea de construir un modelo flotante, implica la posibilidad de su traslado a las diferentes comunas de la Región, “para que sus habitantes puedan beneficiarse directamente de sus innovaciones”. “De lograr concretar este proyecto, se cambiaría la imagen de Valdivia, se potenciaría como la ciudad de la ciencia, la cultura, el conocimiento y la creatividad”.

Master plan fluvial: base de la planificación urbana

Gracias a V.V., Valdivia como ciudad fluvial ha vuelto a  ser parte del discurso público. “Ya no escucho a ningún político que no mencione el río. Antes nadie lo hacía. Desde el año 1960 quedaron traumatizados por el terremoto. Preferirían eliminar el río, pero nosotros en Visión Valdivia lo vemos como un regalo“.

El Plan Regulador de la ciudad, señala, tiene que ser el resultado del master plan del río, por lo que la ejecución de este pre-estudio ya está en su carpeta de proyectos, “sólo entonces se puede decidir realmente cómo planificar la ciudad”. El río tiene que ser el eje del futuro desarrollo. Por eso se creó la ciudad en torno a él. Por eso, todos nuestros proyectos se desarrollan a su alrededor”.

Marina internacional en Valdivia, fuente de desarrollo

La meta final de V.V. es construir una marina internacional. “Esto permitiría traer yates de 50 metros, hay miles en el mundo buscando dónde pasar el invierno, donde no sea tan caro arrendar sitios. Estas embarcaciones circunnavegan los mares en forma continua. Si se les ofrecen las condiciones adecuadas, se detendrían en Chile, más aun, teniendo toda la maravilla de los canales del sur y la Antártica cerca, además de la Polinesia al frente”.

Por embarcación, hay por lo menos doce a quince tripulantes a bordo; diez naves en el puerto generarían oportunidades laborales y desarrollo para la Pyme. Esto significaría turismo de alto poder adquisitivo en la temporada baja. Cuando llegara el mal tiempo, vendrían a Valdivia y se quedarían hasta septiembre u octubre”.

No hay ningún lugar en todo el Pacífico sur con estas características. Puerto Montt no puede ofrecer el servicio, tanto debido a la marea como por las características del agua, explica Wopper. “Para los navegantes, tener sus embarcaciones en agua dulce un par de meses es una maravilla. En Nueva Zelandia, tienen absolutamente toda la infraestructura necesaria. Lo lógico es crear lo mismo al otro lado del Pacífico, en nuestra costa, en Valdivia”.

Dragado del río

Los Dragones de los Ríos surgen como alternativa para el dragado del río, que tradicionalmente realiza la nave Ernesto Pinto, indica Wopper. “Según ley, tenemos que tener 4,50 metros de profundidad, pero si dejamos todo en manos del DOP, demorará años y será carísimo, porque con las dragas viejas sacan  el material del fondo del río y luego tienen que ir 15 o 20 millas mar adentro para botarlo”.

Producto del terremoto de 1960, en Valdivia hay más de cien hectáreas de terrenos bajo el agua, explica. “Por qué no usar entonces ese material y rellenar esas áreas. El costo se convertiría en inversión. Con la mitad de ese dinero tendríamos el mismo resultado y crearíamos una hectárea tras otra de tierras útiles”.

Las continuas reuniones promovidas por V.V., dieron como resultado que  entre marzo y mayo del próximo año se haga una licitación; pero resulta que para esa fecha los Dragones pueden tener el trabajo ya hecho. “Cómo romper esos paradigmas, cómo hacerles entender que si queremos un país desarrollado hay que correr con los tiempos de los países desarrollados“.

Pista de aguas quietas

De acuerdo a lo expresado por el empresario, el Centro de Alto Rendimiento de Deportes Náuticos (CAR), ubicado en el sector oriente del puente Calle-Calle, en predios municipales del sector Las Ánimas, es un desastre, una inversión de 2 mil millones de pesos que nadie quiere. “El club de remos no quiere el CAR, porque lo que ellos necesitan es una pista de aguas quietas, sin corriente”.

V.V. se ha hecho cargo de esta necesidad en su unidad de proyectos y de estudios. La pista se construiría detrás de la Isla Teja, en la intersección de los ríos Cruces y Cau-Cau, pegada al parque Saval. Costaría una fracción de lo que vale el CAR. Los remeros podrían entrenar sin ningún peligro, y el espacio se podría usar, además, como escuela de deportes náuticos.

“De todas partes del mundo vendrían a Valdivia, porque así como los esquiadores van a Farellones cuando no hay nieve en Europa, los remeros entrenarían en la pista de aguas quietas. Sería la primera en América del Sur y permitiría realizar campeonatos internacionales, fomentando el turismo.

Perspectivas futuras

Valdivia puede ser el Silicon Valley de América Latina, asegura Alex Wopper. “En las universidades locales hay  jóvenes con un enorme potencial que se está perdiendo, que terminan frustrados buscando trabajo en Santiago, porque no hay oportunidades laborales en Valdivia”.

En un año, Visión Valdivia ha logrado construir cuatro taxis fluviales para la ciudad y el barrio flotante, invirtiendo alrededor de 600 millones, pagados por el astillero. “Lo único que pedimos a cambio, son los permisos y el tema de las concesiones marítimas; y se supone que tardará uno o dos años. No puede ser, en un país civilizado como Chile, que para instalar el barrio flotante en la costanera tengamos que esperar tanto. ¿Quién aguanta eso?”.

Claudia Milet - ValdiviaCapital

Ver Articulo Original en:  Valdivia Capital Alex Wopper 

 

 

Noticias 2016 VISIÓN VALDIVIA A.G. SESIONA EN ULTIMO DIRECTORIO DEL AÑO 2016 Y OFRECE COCKTAIL A SOCIOS...
Jueves, 15 Diciembre 2016 03:56
El lunes 05 de diciembre de  2016, a las 19:00 hrs., en el salón Haverbeck del Hotel Nag...

Leer Más...

Noticias 2017 FUNDACIÓN EUROCHILE INVITA A SEMINARIO INTERNACIONAL DE TURISMO SUSTENTABLE EN VALDIVIA EN EL MARCO DEL...
Miércoles, 20 Septiembre 2017 11:10
El Seminario tendrá lugar el 14 de septiembre en el Club de la Unión y contará ...

Leer Más...

Noticias 2015 Valdivia celebró su Primer Festival de Emprendimiento junto a destacados expositores y un potente...
Domingo, 13 Diciembre 2015 21:53
Hace ya algún tiempo que el emprendimiento y la innovación vienen haciendo rui...

Leer Más...

Noticias 2013 Seremi de Transportes de Los Ríos Participó en Comité Ejecutivo de VIVA
Miércoles, 13 Noviembre 2013 00:00
Iñaki Larraza, Seremi de Transportes y Telecomunicaciones de Los Ríos se reunió...

Leer Más...

Noticias 2012 Visión Valdivia se adjudica proyecto Sercotec 2012
Miércoles, 03 Octubre 2012 00:18
Visión Valdivia se adjudica proyecto Sercotec 2012 Sercotec y el Fortalecimiento de Asociaci...

Leer Más...

Noticias 2011 Visión Valdivia A.G. Solicita Concesión a Bienes Nacionales
Sábado, 31 Diciembre 2011 11:54
Visión Valdivia A.G. solicitó formalmente la concesión de uso gratuito de tre...

Leer Más...

Noticias 2010 10 de Diciembre: Seminario Visión Valdivia: Exposición Gobernador de la Provincia de Valdivia
Miércoles, 22 Diciembre 2010 00:18
  La exposicion que se presenta a continuacion, fue realizada por el Gobernador de la Provinci...

Leer Más...